viernes, 15 de abril de 2016

Cómo reparar una uña rota


A muchas de nosotras nos ha pasado que cuando tenemos un evento y mejor queremos llevar las uñas, una de ellas se rompe y las dos soluciones que nos vienen a la cabeza no nos agrada ninguna, o bien las cortas todas y vas con miniuñas a la celebración, o te cortas sólo la dañada, pero desentona demasiado. Otra opción es ponernos postizas, pero eso ya depende de en qué momento y cuanto tiempo disponemos. Os enseño un truquito para salir del paso, la uña quedará perfecta y nadie notará que está rota y lo mejor de todo... Todos los materiales que necesitamos los tenemos en casa. 
Vamos a necesitar:
- Una brochita o pincel de maquillaje que no usemos. 
- Pegamento de tipo "Loctite" o pegamento para uñas. 
- Papel higiénico. 

Lo primero que haremos será limpiar nuestra uña con acetona para quitar cualquier resto de laca o suciedad, con mucho cuidado de no dañarla más. 
Una vez limpia recolocamos nuestra uña intentando colocarla en su estado natural y ponemos una gotita de pegamento en la parte dañada de la uña, pondremos una única capa de papel higíenico encima del pegamento y con el pincel lo iremos pegando a la uña y alisando. Cuando esté la uña casi "reparada" pondremos otra gotita encima del papel higiénico y volveremos a alisar. Dejamos secar y una vez seca, retiraremos el exceso de papel higiénico si hace falta y nos ha quedado algún pegote, podemos pasar una lima. 

Ya sólo nos queda pintar nuestra uña de la forma habitual.  
Este truquito no deja de ser un "apaño" para una emergencia, ya que dependiendo de la clase de daño de nuestra uña puede durar más o menos tiempo la reparación. 
Espero os sirva el truquito y que me digais si lo habéis usado. 

SUSCRÍBETE a mi blog para que no te pierdas nada. 
Sígueme también por Instagram @aivlis4silvia y me puedes escribir cualquier duda, comentario o sugerencia al correo aivlis4silvia@gmail.com

Hasta el próximo post!!