viernes, 20 de mayo de 2016

Dientes más blancos

Todos soñamos con unos dientes más blancos, sobre todo ahora que llega el verano y aparte de lucir más veces sonrisa, el morenito de la piel nos la resalta. 
Con este truquito podemos limpiar más en profundidad nuestros dientes dejándolos más limpitos y menos amarillos. Podemos usarlo una vez a la semana o dos como mucho, porque los ingredientes que vamos a usar podrían dañar nuestro esmalte si lo usamos muy amenudo. 
Vamos a necesitar, un cepillo de dientes (y lo guardaremos para la próxima semana) bicarbonato y limón. 
Primero lavaremos nuestros dientes de la forma habitual. 
Después en un vasito pondremos una cucharadita de bicarbonato y una cucharadita de zumo de limón, al mezclar los dos ingredientes hará efervescencia, es normal, lo mezclamos y lo cogemos con el cepillo que hayamos elegido, nos cepillaremos todos los dientes en círculos con la mezcla. 
El sabor no es muy bueno.... eso es verdad, pero no hay que tragárselo, sólo nos lavaremos los dientes con ello. Luego nos enjuagaremos y podemos después usar fluor para acabar si el sabor en nuestra boca no nos convence. Desde la primera aplicación notamos los dientes más limpios y más claritos. Haz la prueba y me cuentas!

SUSCRÍBETE a mi blog para no perderte nada!
Sígueme por Instagram @aivlis4silvia y si tienes alguna duda, comentario o sugerencia me puedes escribir al correo aivlis4silvia@gmail.com

Hasta el próximo post!!

*imagen tomada de Google